La F-CELL World Drive termina en 125 días

Mercedes – Benz, la prestigiosa marca de automóviles, ha conseguido completar el desafío que se había propuesto y que tanto me había gustado, al dar la vuelta al mundo en un coche de hidrógeno en un total de 125 días, para conmemorar el 125 aniversario desde la patente del primer coche de la casa. El logro se ha conseguido a bordo de dos Clase B F – Cell, y ha sorprendido a los que tenían ciertas dudas sobre la consecución del desafío, ya que todo ha transcurrido a pedir de boca.

Desde China hasta Rusia, pasando por España, Mercedes ha dejado claro que tiene una inmensa confianza en la tecnología del hidrógeno como apuesta de futuro, en tanto que ha elegido un modelo de esas características para esta complicada empresa, que ponía en riesgo la imagen de la marca si fracasaban en el asunto. Y es que nadie puede negar que el Clase B F – Cell ha superado todas las pruebas de fuego al haber conseguido completar su propia competición, la F – Cell World Drive, en tan poco tiempo, lo que estoy seguro de que tendrá una gran trascendencia en los próximos tiempos, ya que pone sobre la mesa al hidrógeno como una alternativa sólida y tangible, que es lo más importante ahora mismo.

Me alegro de que desde Mercedes – Benz tomaran esta decisión de apostar por el hidrógeno, y sobre todo creo que debemos felicitarles por haber demostrado al mundo, en nombre de todos los que creemos en ello, que los coches de hidrógeno están aquí para quedarse.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO