La UE demanda más hidrógeno

Aumentar la cantidad de vehículos ecológicos, pero especialmente los coches de hidrógeno. Esa parece ser, a la luz de los últimos informes sobre subvenciones, la voluntad de la UE, que quiere cambiar hacia un modelo de parque automovilístico no sólo más sostenible, sino también mucho más respetuoso con el medio ambiente, que no le va a resultar fácil de alcanzar si tenemos en cuenta lo que están haciendo algunos países (literalmente, la guerra por su cuenta y riesgo).

Un buen ejemplo de ello, y como no podía ser de otra manera, es España. Mientras el sector automovilístico hace aguas, se intenta por activa y por pasiva que los coches eléctricos sean la tabla de salvación para el mercado. Y sin embargo, el tiempo pasa, el dinero de las subvenciones se va perdiendo gota a gota, y desde la UE advierten de que no habrá más dinero para coches que no hayan demostrado claramente su grado de eficiencia energética. ¿Por qué sabemos que esto es cierto? Por la sencilla razón de que, mientras el modelo Alemán o el Francés es largamente subvencionado (más allá de las razones políticas), en España la UE ofrece una mínima parte del dinero ofertado por el actual Ejecutivo.

Como siempre digo, todo será cuestión de esperar hasta que, como siempre, en alguno de los países del viejo continente se empiece a ver la facilidad que los coches de hidrógeno tienen para abrirse paso en la sociedad. Una vez esto suceda, probablemente caerá de la burra quien tenga que caer.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO