Las centrales nucleares siempre son peligrosas

La desgracia más impresionante ha caído sobre Japón. Y no, no me refiero únicamente al hecho del terrible terremoto de 8,8 grados que se ha registrado en el día de ayer, y que ha devastado por completo la región; por si no fuese suficiente con eso, y con el tsunami al que han tenido que enfrentarse, con sus posibles réplicas que, al igual que sucede con los terremotos, pueden llegar en los próximos días… ahora también tienen que lidiar con otro gran problema, el nuclear.

Y es que mucho se ha hablado con respecto a los peligros que entraña la energía nuclear, pero ahora, en las situaciones más desafortunadas, es cuando realmente se ve cuáles son las posibilidades de una catástrofe semejante, que ha afectado a una central nuclear japonesa, y que pone en riesgo la situación del país. Porque cuando algo así pasa, no tiene remedio, y las consecuencias pueden ser de lo más horrible; de hecho, las autoridades japonesas, que se han apresurado a negar que se haya producido un desastre nuclear, tampoco han podido negar el gravísimo riesgo al que la población ha estado expuesta por esos daños a los que la productora de energía nuclear se ha visto sometida.

Espero que esto nos sirva como referente para reflexionar sobre el modelo nuclear, y pensar en que, con todo, no somos tan inmunes a las desgracias como solemos creernos, en la seguridad de nuestras casas. Esperemos que la cosa no vaya a más, por el bien de los pobres japoneses, y de todos nosotros.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO