Las energías renovables, en el punto de mira

Corren tiempos difíciles para las energías renovables en nuestro país, y parece que las cosas no están avanzando para mejor precisamente. Mientras el Gobierno aprieta las tuercas al sector, las energías verdes se aferran al cooperativismo como medida de resistencia, ¿hasta cuándo podrá aguantar la tensión el mercado?

Para quien no lo sepa, las energías renovables en la actualidad no han sido precisamente las causantes de las subidas del precio de la electricidad, sino que más bien han sido las únicas capaces de frenar la terrible subida a la que, de cualquier otro modo, habríamos tenido que enfrentarnos sin protección adicional alguna. El Gobierno da la callada por respuesta, y lo cierto es que no hay un acuerdo en si se ha malgastado dinero público, o sencillamente el déficit de la tarifa, ahora en boca de todos, está fuera de control, y habría que replantear por completo el sistema, ya que no es eficiente, ni sirve a los intereses de los españoles. La Unión Europea, por otra parte, presiona a España con su objetivo del 20% de renovables para el 2020, y la falta de liquidez del Ejecutivo ha dejado al sector a la deriva.

Con tal panorama, y aún a pesar de la mucha manipulación de la información que se ha hecho y se hará, se hace necesario intentar seguir fomentando el uso y la integración de lo sostenible. Porque países como Alemania, con modelos basados en energías renovables y fortísimas inversiones, han demostrado que la rentabilidad, en vez de caer en los bolsillos de un puñado de empresarios, puede perfectamente redundar en los ciudadanos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO