Los coches del futuro

Hoy he leído un artículo de lo más interesante, en el que se abordaba la no siempre fácil cuestión de cómo serán los coches en unos años (concretamente, proponían el 2030 como fecha), y me ha gustado bastante descubrir el importantísimo sitio que expertos de marcas tan prestigiosas como Volkswagen daban al hecho de integrar el hidrógeno dentro de las tecnologías de todo coche que se precie de ser verdaderamente ecológico.

La cuestión tiene mucho que ver con la sosteniblidad y con el bienestar; así, hablamos de coches fabricados en materiales más respetuosos con el medio ambiente, que reduzcan sensiblemente su peso y se caractericen por tener muchos más espacios abiertos, lo que provocaría, como ya comentaba el otro día, que las baterías de batería de hidrógeno tuvieran que hacer un esfuerzo menor para garantizar una mayor autonomía (cuestión que ha sido un verdadero quebradero de cabeza para muchos en los últimos años). Además de esto, se buscará que los automóviles sean mucho más silenciosos de lo que lo son hoy por hoy, algo en lo que el hidrógeno también jugará, si no me equivoco, un papel fundamental, dado que es una característica habitual de este tipo de automóviles.

Lo cierto es que es interesante ver como, a pesar de que otras ideas parecen más sacadas de la ciencia ficción que de la realidad, todas las grandes marcas coinciden al opinar que si hay algo que será propio de los coches del futuro, eso es el uso del hidrógeno como fuente de alimentación.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO