Los coches ecológicos se enfrentan a la seguridad

Ec Rnd 005El primer objetivo que una compañía debe cumplir a la hora de sacar un nuevo vehículo al mercado es cumplir con la seguridad. Y, a mi modo de ver las cosas, si se trata de un coche ecológico, deben intentar ser doblemente responsables, ya que la fama lo es todo, y como pongan en el mercado vehículos ecológicos que, de alguna manera, finalmente no acaben resultando tan seguros como a priori deberían, la vamos a tener montada, con voces críticas por todas partes.

Es el caso, por ejemplo, del Mitsubishi i-MiEV, que acaba de superar un exhaustivo análisis para determinar si sus niveles de seguridad eran los adecuados para ponerlo en circulación. Y, amigos y amigas, menuda sorpresa, finalmente ha superado los controles, y con nota. Y es que muchas personas se quejaban del “gran problema” de los coches eléctricos, que era el hecho de que el circuito de alto voltaje que hace que funcione podría resultar fatal en caso de accidente; pero, como es evidente, la empresa Mitsubishi se ha asegurado de conseguir que este modelo desconecte rápidamente todo el sistema en caso de colisión, garantizando así la seguridad de los usuarios.

Espero que los controles, que están siendo tan estrictos con los automóviles ecológicos, sirvan para demostrar de una vez por todas que ese fantasma que parece perseguirlos en relación al tema de la seguridad se desvanezca, pues no es más que el interés de unos pocos por desacreditar los coches del futuro.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO