Los coches eléctricos entran en barrena

Mientras que los coches híbridos han ido mejorando significativamente sus cifras de ventas durante el pasado mes de julio, parece que los coches eléctricos no han corrido la misma suerte, a la vista de los resultados que han registrado, de los peores de su historia, y que parecen haberse convertido en la tónica habitual de los próximos meses.

Entre tanto, cuando se habla de responsabilidades para tal declive, todo el mundo escurre el bulto, alegando que obviamente los españoles no gastan porque no tienen, ya que es el sector del automóvil en general el que está el crisis, y no se trata de un problema puntual que afecta sólo a los coches eléctricos. Sin embargo, yo soy de los que creen que con una política de subvenciones bien llevada, y sobre todo informando a los ciudadanos de las ventajas que tiene utilizar este tipo de automóviles, sería posible que las ventas repuntasen un poco porque… ¿quién no quiere ahorrarse un poco de dinero precisamente en medio de la crisis?

Dar alternativas es lo más importante del asunto, y yo creo que eso es lo que debemos hacer: ofrecer ventajas fiscales por el uso de automóviles ecológicos, descontar dinero del aparcamiento en las ciudades, ofrecer puntos de carga e informar de dónde están ubicados para que el usuario esté convencido a la hora de realizar la compra, etc. Muchas opciones, que sólo necesitan un poco de voluntad para ser tangibles, y arreglar los problemas de un sector azotado por la crisis con gran virulencia.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO