Los eléctricos no acaban de arrancar

Parece que una vez más la gestión del Gobierno de España no está ofreciendo los resultados deseados, pese a que la ecuación “subvenciones desproporcionadas + presión gubernamental = rentabilidad” vuelve a aparecer, por supuesto para fracasar. Y es que si tenemos en cuenta los millones de euros invertidos en subvenciones para los coches eléctricos, que durante el primer trimestre de este año en España sólo se hayan producido 82 matriculaciones es, cuando menos, descorazonador.

Me pregunto cuándo en este país vamos a ponernos las pilas, y a comprender que por más voluntad que le ponga el Ministro de Industria, si no hay infraestructuras, nadie va a apostar por un coche ecológico. Porque claro, el argumento del ahorro desaparece desde el momento en el que hay otro mucho más importante de por medio, como lo es el hecho de que la autonomía se queda absolutamente limitada, o que las ayudas ofrecidas tardan demasiado tiempo en llegar, cosa que en tiempos de crisis exige un elevado sacrificio por parte de las empresas. Además de esto, desde la mayoría de las industrias que el año pasado se mostraban interesadas en hacerse con uno de estos coches, según informan en el Barómetro del Vehículo de Empresa que ha elaborado Arval, actualmente sólo un 2% se mantiene en la misma tesitura.

Con un panorama semejante, creo que el Ministerio de Industria haría bien en empezar a sopesar otras alternativas... y es que imponer un modelo nunca fue cosa buena, y no creo que vaya a ser lo que funcione en esto.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO