Los híbridos en el 2011

La fantástica alternativa que, en teoría, iban a suponer los coches híbridos, parece haberse ido desinflando, quizá como consecuencia de una mala gestión en nuestro país, como estoy seguro de que muchos piensan, o tal vez simplemente porque la crisis económica ha hecho imposible para la mayoría plantearse la compra de uno de estos vehículos. Por unas o por otras, sus ventas a lo largo del año 2011 han ido cayendo progresivamente, hasta situarse en un 4,5% menos que en el mismo período de 2010.

La verdad es que esto resulta una pena, porque creo que algunos modelos de coches híbridos (concretamente los que utilizan baterías de célula de hidrógeno) pueden aprovechar la línea de investigación que hoy por hoy se considera más en la vanguardia, que no es otra que la de aprovechar las posibilidades que tiene el hidrógeno a nivel de eficiencia energética, y rentabilizarlas sumándole toda la potencia que ofrecen los coches eléctricos. Esto, que resulta tan sencillo de ver (y que de hecho está siendo lo más vendido en otras zonas del mundo), no se puede integrar en España, debido a que nuestras infraestructuras, una vez más, no ayudan a que las cosas evolucionen.

De este modo, poco a poco los coches híbridos, y pronto creo que lo único a lo que podremos aspirar será a tener un coche híbrido que no será más que un eléctrico encubierto.

El equipo de Motor de Hidrógeno quiere aprovechar la ocasión para desear a todos nuestros lectores una felices festividades, y que el año que viene nos depare todavía más felicidad que este, y sobre todo más y mejor tecnología de hidrógeno.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO