Los Karts con motores de peróxido de hidrógeno, auténticos cohetes

Jack McClure

Volvemos a hablar de nuevo del karting, tras el artículo anterior sobre la Formula Zero . Esto que os voy a comentar lo leí hace tiempo y me sorprendió bastante.

Aunque no voy a hablar sobre el motor de hidrógeno tal y como lo conocemos, sí que voy a hablar de un combustible que tiene que ver con él, el peróxido de hidrógeno (H2O2) .

El primer kart con motor de cohete alimentado por N-Propyl Nitrato lo creó Jack McClure en los años 60. La potencia de estos karts era tremenda, sus prestaciones eran de auténticos cohetes y dejaban en evidencia a los caros dragsters. Los dragsters eran coches preparados especialmente para competir en carreras de velocidad, recorrían unos 400 metros a velocidades que superaban los 300 km/h en solo unos segundos. Estos karts eran muy peligrosos y se produjeron varias muertes por la inestabilidad del combustible y fallos de diseño de los motores.

Rock kart

Más tarde Arvil Porter, a petición de Jack McClure, creó un nuevo kart con motor de cohete. Esta vez alimentado por peróxido de hidrógeno, menos peligroso. La potencia que desarrollaba este kart era bestial, la primera versión recorría un cuarto de milla en 6 segundos a 340 km/h. ¿Os imagináis lo que se debe sentir al ir tumbado en un kart a esa velocidad? El piloto solo pisaba a fondo durante 3 segundos por miedo a volar.

Todo esto sucedía en los años 60, en la actualidad aún se han mejorado las prestaciones de estos prototipos. Este que podéis ver en la fotografía es actual y es capaz de alcanzar 415 km/h en 402 metros y está equipado con paracaídas para frenar.

kart motor cohete

Tenéis toda la información sobre este tipo de motores y tecnología aeroespacial en TAM (Tecnología aeroespacial mexicana) .

Volvemos a hablar de nuevo del karting, tras el artículo anterior sobre la Formula Zero . Esto que os voy a comentar lo leí hace tiempo y me sorprendió bastante.

Aunque no voy a hablar sobre el motor de hidrógeno tal y como lo conocemos, sí que voy a hablar de un combustible que tiene que ver con él, el peróxido de hidrógeno (H2O2) .

El primer kart con motor de cohete alimentado por N-Propyl Nitrato lo creó Jack McClure en los años 60. La potencia de estos karts era tremenda, sus prestaciones eran de auténticos cohetes y dejaban en evidencia a los caros dragsters. Los dragsters eran coches preparados especialmente para competir en carreras de velocidad, recorrían unos 400 metros a velocidades que superaban los 300 km/h en solo unos segundos. Estos karts eran muy peligrosos y se produjeron varias muertes por la inestabilidad del combustible y fallos de diseño de los motores.

 

Rock kart

 

Más tarde Arvil Porter, a petición de Jack McClure, creó un nuevo kart con motor de cohete. Esta vez alimentado por peróxido de hidrógeno, menos peligroso. La potencia que desarrollaba este kart era bestial, la primera versión recorría un cuarto de milla en 6 segundos a 340 km/h. ¿Os imagináis lo que se debe sentir al ir tumbado en un kart a esa velocidad? El piloto solo pisaba a fondo durante 3 segundos por miedo a volar.

Todo esto sucedía en los años 60, en la actualidad aún se han mejorado las prestaciones de estos prototipos. Este que podéis ver en la fotografía es actual y es capaz de alcanzar 415 km/h en 402 metros y está equipado con paracaídas para frenar.

kart motor cohete

Tenéis toda la información sobre este tipo de motores y tecnología aeroespacial en TAM (Tecnología aeroespacial mexicana) .

" data-pin-do="buttonPin" data-pin-config="above">

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis: