Los ocho ya están en marcha

Londres ha dado el pistoletazo de salida a un servicio del que ya os hablaba hace un tiempo, y que consistía en empezar a introducir autobuses de hidrógeno dentro de la flota que cubre el servicio público urbano. Así, lo que empezó siendo un proyecto ambicioso y “difícilmente realizable” para algunos, se ha convertido finalmente en un éxito rotundo, que ha colmado y colmará de satisfacción a todos los que creemos que el hidrógeno es una alternativa absolutamente viable.

De esta forma, los ocho autobuses de hidrógeno que desde el Ejecutivo londinense se han fletado, comenzaban a circular estos días por las carreteras de la ciudad, que se configura así como la primera en introducir en el servicio público esta opción de transporte. Además, se trata no sólo de un medio de transporte, sino también de una manera de comunicar a los ciudadanos y al mundo que los vehículos de hidrógeno, tanto los que lo utilizan como combustible como los que usan baterías de célula de hidrógeno, están aquí para quedarse, y son el futuro que menos compromete al medio ambiente. Si se consigue que dicha idea llegue a la gente, creo que un proyecto semejante podrá considerarse exitoso.

Espero que la idea sea importada pronto por otras naciones, y que podamos decir que en España también tenemos autobuses de hidrógeno, que circulan por las carreteras que conducen hacia una nueva sociedad, más comprometida con las energías renovables y con un medio ambiente que realmente necesita que hagamos el esfuerzo por protegerlo con medidas como estas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO