Los peligros de las renovables

El déficit tarifario, esa cuestión que en plena época de elecciones resulta tan incómoda para algunos, sigue aumentando. El precio de nuestra energía es elevado, y no puede sostenerse un sistema como el actual sin darle otra vuelta de tuerca, y larga, al precio de la electricidad, que debería haberse incrementado sensiblemente a lo largo de este último mes, en lo que sería la última y probablemente peor vista gestión del Ministerio de Industria. Pero el asunto ha pasado de largo, precisamente porque desde el Gobierno de España se ha movido ficha para evitar la subida a los ciudadanos. ¿Una medida socialista o, mejor dicho, populista? Para mí, sin duda se trata de lo segundo.

Y no lo digo por decir, con afán de hacer propaganda por unos u otros en estos tiempos que pronto nos darán a todos la posibilidad de votar… pero es que cuando Endesa y Gas Natural, dos compañías con negocios boyantes en el sector de las renovables, dicen que las primas no pueden mantenerse, por algo será. Mientras el precio de la electricidad aumenta día a día con el beneplácito del Gobierno, que deja la papeleta “al siguiente”, las grandes empresas, salvando a Iberdrola, denuncian la irregular situación de las renovables en nuestro país.

Porque, la verdad sea dicha, no se puede mantener algo con un dinero que, simplemente, no existe. Y si seguimos por el camino de las subvenciones y de ocultar la información a los ciudadanos, en unos meses nos veremos con una subida mucho más fuerte; y si no, al tiempo.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO