Medidas que matan

Es evidente que España necesita una profunda renovación en lo referido al modelo energético nacional, pero lo que no estaba tan claro es el papel que el Gobierno quería jugar en dichas circunstancias, y sobre todo si tenía en mente aplicar alguna de sus reformas tan sonadas, o limitarse a la clásica tijera, tan temida por todos. Y hoy lo he desvelado, la verdad para disgusto y desilusión de muchos.

De este modo, el Ejecutivo se ha comprometido a combatir el déficit tarifario por el que ya aumentado un 10% el precio del recibo de la electricidad, y se propone hacerlo imponiendo nuevas tasas a la energía nuclear. Hasta ahí fenomenal, en tanto que esta fuente de energía tiene un bajo coste y un elevado riesgo que va parejo a la rentabilidad, por lo que no está mal que los que ganan, ganen algo menos. Sin embargo, lo que ha llamado la atención es que el Ministerio de Industria va a imponer otra tasa también a las energías renovables, que viene a suponer un auténtico mazazo para el sector, ya agobiado por la falta de subvenciones y primas que se había promovido a principios de este año.

Y es que hay medidas que matan, y que son especialmente inaceptables ahora que el sector de las energías verdes era una de las tablas de salvación para la economía española; algo que obviamente no satisface al Gobierno, y que se están asegurando de dejar fuera de combate, en medio de un absoluto populismo que impide a los españoles ver la caída de lo que tanto esfuerzo del erario público costó construir.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO