Mercedes – Benz se perfila como ganadora

La carrera por conseguir sacar adelante un modelo de coche de hidrógeno eficaz y, al tiempo, comercialmente viable, han hecho que las grandes marcas entren en una especie de dinámica que competición de las que algunas ya se han ido cayendo, puesto que no es nada fácil financiar las investigaciones que algunos de los gigantes de la automoción están llevando a cabo. Así las cosas, dos son las compañías que más atención han atraído no sólo en eventos nacionales, como el que comentaba ayer, sino en otros de calado internacional como puede ser el Salón de Frankfurt 2011: Mercedes – Benz y Audi.

Ambas empresas han querido combinar, de forma bastante habilidosa a mi juicio, la sensación de estar conduciendo un vehículo de alta gama con la utilización de baterías de célula de hidrógeno como fuente de energía, aunque en ocasiones se tratase de vehículos híbridos. Un buen ejemplo de ello es el modelo Mercedes – Benz f125!, aunque hay otros como el Audi Q5 Hybrid Fuel Cell que también están pegando muy pero que muy fuerte, y son una buena señal a la hora de analizar lo que estas dos empresas referente están llevando a cabo en materia de automoción sostenible.

Lo que está claro es que, como todo quede en mano de Mercedes – Benz y de Audi, los coches de hidrógeno que tendremos en el futuro serán eficientes y de gran calidad y diseño… pero peligrosamente caros, claro.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO