Miguel Sebastián y sus propuestas

Energias Renovables 300x200Los últimos días hemos estado hablando de las subvenciones que se han lanzado desde el AVEN para financiar a los ciudadanos que deseen hacerse con vehículos de hidrógeno en la Comunidad Valenciana. Pues bien, después de comprobar el lado bueno que este tipo de iniciativas tiene, vamos ahora a analizar las consecuencias de lo que es, a mi juicio, un claro ejemplo de mala gestión. En esta ocasión nos encontramos con que la noticia del día es que las compañías que han recibido mayores inversiones privadas se han resentido, y mucho, en todo lo referente a negocios relacionados con la energía fotovoltaica; de hecho, con respecto a los ingresos que se esperaban de cara al año 2010, se encuentran un 20% por debajo de sus expectativas iniciales. ¿Por qué motivo?

La respuesta, como algunos ya habrán adivinado, llega directamente de la mano del Ministro de Industria, quien parece haber tenido bastante que ver con el asunto, ya que las fortísimas caídas en el mercado de valores se produjeron tras anunciar su intención de recortar las subvenciones al negocio fotovoltaico en un 40%, lo que ha tenido unas consecuencias fatales para el sector. ¿La finalidad de esas declaraciones? La realidad es que a día de hoy creo que todos nos seguimos preguntando cuál era.

En tiempos de crisis es cierto que hay que apretarse el cinturón… pero hay que tener cuidado, porque a veces si nos lo apretamos demasiado, podemos acabar por asfixiar a quien en principio deberíamos proteger. Espero que no sigamos mucho tiempo por este mal camino, o muy pronto no habrá sector al que subvencionar.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO