Negra Navidad

Repsol 300x300Repsol ha provocado un vertido ayer en el Ebro, por supuesto de petróleo. El daño causado al medio ambiente, por supuesto, es incalculable, por más que en las noticias insistan en hacer balances económicos, y hacer cábalas sobre los tiempos de recuperación que estiman serán necesarios. La realidad es que el tema ya no tiene solución, y ha manchado de negro estas fiestas de Navidad, dándonos un serio motivo de infelicidad a los que estamos comprometidos con el bienestar del planeta.

Lo cierto es que desde Repsol simplemente han dado la callada por respuesta, haciendo unas escuetas declaraciones sobre lo mucho que lamentan “tan desgraciado incidente”, y destacando su firme decisión de impulsar las iniciativas para respaldar los daños. Sin embargo, yo soy de los que piensan que ya está bien de que tantas y tantas veces seamos todos víctimas de lo mismo, un día en Galicia, otro en México y ahora en el Ebro... es necesario un castigo ejemplar.

Ojalá nuestros políticos estén a la altura, manifiesten su repulsa hacia algo tan lamentable, y el sistema judicial español castigue adecuadamente lo que es un atropello para la naturaleza. Y es que no se puede tolerar que las cosas de este tipo se paguen simplemente con dinero.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO