Nueva alianza de Repsol y Peugeot

Las compañías Repsol y Peugeot han vuelto a romper una lanza en favor de los coches ecológicos, y lo han hecho a través de un nuevo convenio que arroja algo de esperanza ahora que el panorama de las energías renovables aplicadas a la automoción está un poco de capa caída. La idea es comenzar impulsando la producción de coches eléctricos, a través de facilitar la instalación de puntos de recarga estratégicamente colocados, ofreciéndose incluso la instalación a domicilio en algunos lugares de España.

Estos acuerdos tienen como telón de fondo, y como no podía ser de otra manera, la oportunidad de negocio que suponen los 72 millones de euros que el Ministerio de Industria ha puesto sobre la mesa para ayudar a comprar coches eléctricos, que parece estar motivando bastante a las compañías a la hora de plantearse el apostar por esa línea de inversión. Sin embargo, y como siempre, nos queda la duda razonable de pensar en qué sucedería si en lugar de cerrar filas en torno a un único modelo de negocio, el Gobierno de España apostase también y de la misma manera por coches híbridos y de hidrógeno, que también son una opción que algunos españoles deseamos poder adquirir, pero que tiene un precio demasiado elevado actualmente.

La respuesta a dicho dilema es clara: si hay subvenciones, hay inversores. Por tanto, si el Gobierno está de verdad interesado en impulsar un vehículo ecológico, va siendo hora de que deje de poner los coches eléctricos como la panacea, cuando todos sabemos que no tienen tanto que ofrecer a largo plazo.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO