Nuevas fuentes de riqueza

Parece que aunque muchos insisten en que las energías renovables no tienen mucho futuro con esto de la crisis, o más bien que el Gobierno de España va a cerrar el grifo de las subvenciones y eso va a ser el punto y final a un sector que, le pese a quien le pese, no aguanta el tipo en materia de economía sin esa red protectora que supone el Ejecutivo.

Sin embargo, este argumento ha sido una vez más refutado hoy, cuando un estudio realizado por el Boston Consulting Group ha arrojado luz sobre el asunto, indicando datos de lo más sorprendente: así, ahora sabemos que por ejemplo la energía de biomasa, una de las alternativas ecológicas menos financiadas por el Estado, está en posición de producir nada más y nada menos que 725 millones de euros por sí misma, siempre y cuando se cumpla al pie de la letra el Plan Nacional de Energías Renovables 2011 – 2020, por el cual se regulan todas las actividades de las energías limpias en nuestro país.

Y es que no sólo habría que sumar el hecho de que las energías renovables implican un ahorro en sí mismas, sino que adicionalmente implicarían reducciones de CO2 significativas, que serían respaldadas por la UE con partidas económicas para España, con el fin de alentar que la nación siga recorriendo un sendero que nos acerca cada vez más a la auténtica sostenibilidad.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO