Nuevas líneas de producción de hidrógeno

Si bien en España todavía estamos bastante verdes en materia de hidrógeneras, es evidente que pueden existir algunas opciones interesantes para conseguir producir hidrógeno de una forma barata y respetando el medio ambiente que sean viables en nuestro país, y que quizás estamos pasando por alto con demasiada rapidez. Los últimos estudios que llegan de países como México, por ejemplo, nos hablan de producción de hidrógeno a partir de aguas residuales, un sistema a menudo menospreciado, pero que podría tener muchísimo potencial.

Y es que si en lugar de utilizar bacterias en todos los procesos de degradación de las aguas residuales se optase por compuestos mezclados con agua, diversos estudios demuestran que sería viable la obtención de hidrógeno directamente del proceso, con lo que se lograría matar dos pájaros de un tiro: por una parte seguiríamos potabilizando adecuadamente el agua, y por otra obtendríamos hidrógeno, si no demasiado barato, desde luego sí a mejor precio de lo que nos costaría todo el proceso para su obtención y uso como combustible de automóviles sin ningún otro trasfondo. Estas alternativas, que ni por asomo se ven por Europa, ya se están probando con éxito en países de toda América.

Inevitablemente, ante la profunda crisis energética hacia la que estamos encaminándonos con nuestro ritmo de consumo, se hace necesario buscar alternativas que tengan más sinergia con el día a día. De no apostar por este tipo de propuestas, que pueden parecer quizá un tanto complejas, va a ser difícil conseguir que el hidrógeno llegue rápido a las carreteras de nuestro país.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO