Nuevo varapalo para los combustibles fósiles

A pesar de que las elecciones en Galicia y el País Vasco han ocupado la gran parte de la actualidad, hay otros datos que no deberían quedar en segundo plano por su importancia, en lo que yo creo que será la noticia más importante de la semana, por su perfil tanto negativo como positivo.

Y es que la subida del precio de los combustibles fósiles ha alcanzado un máximo histórico, siendo el momento en el que más nos cuesta llenar de gasolina el depósito. Ante tal panorama, el Gobierno de España ya ha anunciado la posibilidad de una intervención desde el Estado para poner límites a los márgenes de ganancia de las grandes fortunas detrás de estas subidas, planteando también la posibilidad de aumentar los impuestos a las compañías que importan combustibles fósiles a territorio español. ¿Qué hay de bueno en tal noticia, pues? Evidentemente, la respuesta está una vez más en volver la mirada hacia los coches ecológicos; porque cuanto más sube el precio de los tradicionales, más obvio se vuelve el hecho de que resulta necesario avanzar hacia un nuevo modelo de parque automovilístico.

La realidad es que en estos momentos de crisis económica, creo que el Gobierno de España debería plantearse seriamente llevar a cabo medidas un poco más europeas, y financiar adecuadamente la dotación de infraestructuras por ejemplo para coches de hidrógeno, ya que los pronósticos indican que, pese a la actitud del Ejecutivo, los precios volverán a subir en los próximos meses.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO