Nuevos tanques para combustible de hidrógeno

A menudo la gente se pregunta si, además de las hidrogeneras que quedan por instalar en nuestro país, existe alguna otra alternativa que, desde planos como la ciencia y la investigación tecnológica en general, nos puedan acercar un poquito más a los coches de hidrógeno. La clave, según lo que más de uno se imaginará ya, no reside únicamente en el tipo de motor que utilizamos, o en la opción de las baterías o directamente combustible de hidrógeno, puesto que hay otros factores a menudo olvidados, que ahora se están desvelando como parte clave del proceso.

En efecto, hablo de los nuevos tanques para el almacenamiento de hidrógeno que algunas universidades americanas están desarrollando, y que podrían suponer el empujón final que algunos modelos vienen necesitando para reducir los elevados costes que en este momento tiene la utilización de pequeños tanques para el almacenamiento del elemento. Según parece, en cuestiones de seguridad ya no queda mucho por recorrer a este respecto, en tanto que a pesar de la opinión muy extendida de que el hidrógeno es peligroso en caso de colisión, en este momento es una opción bastante más segura que los vehículos que utilizan combustible tradicional.

Así pues, los nuevos tanques que están por llegar, fabricados con mejores materiales (más económicos) serán una pieza clave en el proceso de comercialización viable de los coches de hidrógeno, que por supuesto no debe ser menospreciado ni olvidado, ya que tiene una importancia capital para que algún día podamos conducir coches de hidrógeno baratos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO