Pequeño respiro para los coches eléctricos

Los coches eléctricos están mejorando su situación poco a poco, o al menos eso es lo que se desprende de los datos de las matriculaciones del mes de mayo, que crecieron por primera vez en España, hasta ubicarse en los 59 automóviles matriculados, cifra récord, por pequeña que pueda parecer, y que sin duda alegrará al Gobierno, que necesita mejorar su parque automovilístico con urgencia.

Curiosamente, las zonas con mayor índice de ventas no son precisamente las que mejores infraestructuras tienen, por lo que todo apunta a que los usuarios de los automóviles eléctricos dan prioridad a los modelos que se pueden recargar con una toma de corriente tradicional, frente a la necesidad de instalar puntos de carga en las grandes ciudades, que luego quedan a disposición del ciudadano. Esto implicaría que, al menos para el caso de España, de momento se puede prescindir del lujo de promover nuevas electrolineras, y bastaría que con que el Ejecutivo siguiese animando al potencial comprador con subvenciones de los automóviles, que en teoría es lo que mejor funciona para lograr que los coches eléctricos se abran paso en nuestro país.

Me pregunto si este crecimiento, considerando los datos, no podría hacerse extensible a los coches de hidrógeno, ya que es evidente que las infraestructuras necesarias para conseguir que los automóviles ecológicos tengan su espacio no son impedimento para el usuario, con lo que los coches de hidrógeno no tendrían ningún tipo de problema.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO