Piaggio no confía en los coches eléctricos

Logo PiaggioComo si fuera un seguidor de mi manera de pensar, el director de ventas de Piaggio ha coincidido con algo que muchos opinamos, y que parece que va a ser también la opinión mayoritaria dentro de las grandes marcas que se dedican a la competición: los coches eléctricos no sirven para la alta velocidad.

Y aunque, en efecto, si nos ponemos a comparar los de hidrógeno tampoco son la panacea en lo que a CV se refiere, la realidad es que el directivo ha destacado que “no sirven para la autopista”, incidiendo en la importancia de dar tiempo y espacio al mercado y las investigaciones para que puedan desarrollarse tecnologías más competitivas, aunque su compañía no va a estar implicada en modelos de coches eléctricos si su uso no va a estar destinado al lugar que, según él, les corresponde por naturaleza, y que no es otro que la ciudad, con sus desplazamientos cortos, o como mucho las zonas de la periferia.

Y resulta imposible no coincidir con él, básicamente porque está muy claro qué es lo que las principales compañías quieren conseguir: el primer coche de hidrógeno rápido, efectivo y economicamente viable. Si no, ¿por qué razón se estarían interesando tanto por cada pequeña innovación que sale al mercado, y se han hecho ya con las principales mentes a nivel internacional en materia de hidrógeno?

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO