¿Podemos vivir sin energía nuclear?

Después del terrible desastre que supuso el caos con la central nuclear de Fukushima (algo de lo que ya parece separarnos muchísimo más tiempo del que realmente ha transcurrido), Japón ha tenido que dar un giro radical a su producción energética nacional. Esto se ha debido, en gran medida, al hecho de que la sociedad nipona no estaba de acuerdo en continuar con un modelo tan peligroso como el nuclear, que no parece el más aconsejable en un territorio donde los terremotos son algo relativamente frecuente, por desgracia.

Así las cosas, poco a poco en Japón se han ido desconectando los reactores nucleares, y se ha dejado de producir energía en ellos, teniendo que apostarse en la sucesivo por otras alternativas, si bien no tan rentables, desde luego más seguras. Y aquí es donde nos formulamos la gran pregunta: ¿podemos vivir sin energía nuclear? A pesar de que la prensa apunta a que sí, y a que Japón ya tiene la sartén por el mango gracias al valor de su sociedad, yo creo que por desgracia todavía no. Y es que aunque efectivamente las centrales nucleares se han cerrado, el Gobierno de Japón ya ha anunciado que habrá cortes de electricidad debido a la falta de suministro que el fin de la tecnología nuclear conlleva.

De esta manera, creo que apostar por las energías alternativas de una forma mesurada, poco a poco, es la opción más viable, con lo que desde luego que es una buena noticia que se acaben las centrales nucleares, pero tendrá que ser de una forma sostenible, o acabaremos siendo víctimas de nosotros mismos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO