Promesas para el futuro

Se acerca una época de elecciones, y toca sopesar lo que supone cada alternativa política de las dos que, siendo sincero, tenemos en este sistema político que sólo admite la participación de dos grandes partidos: el PP y el PSOE. Mientras ambos hacen esfuerzos últimamente por ganarse el favor de los potenciales votantes, las promesas con respecto a las renovables se va haciendo patente, y es interesante analizar lo que podemos esperar.

Los que queremos coches ecológicos, y más concretamente de hidrógeno, debemos meditar si nos interesa más seguir con un modelo como el de Miguel Sebastián, que pretende subvencionar principalmente a los coches eléctricos, o estamos dispuestos a arriesgar a la opción de la privatización de inversiones masiva que traerá Rajoy, y que supondría un mayor mercado controlado, eso sí, por manos que no siempre serían controlables. El Gobierno pasaría a un papel más de observador y mediador que de gestor, por lo que el riesgo es algo que claramente se muestra como una posibilidad. En cuanto a las energías renovables, parece que ambos partidos quieren ser muy “ecológicos”, por lo que es difícil diferenciar entre unos y otros, por sorprendente que parezca, entre tanto aluvión de críticas de unos a los otros.

Creo que esto es, obviamente, sólo una pequeña parte de lo que hay que meditar para votar a un partido... lo que yo tengo claro es que quien no se comprometa con los coches de hidrógeno, tiene pocas posibilidades de hacerse con mi voto.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO