Propuestas y juegos de manos

carrefour-bolsas

Muchas empresas venden de forma constante su imagen a través del sistema de fingir conductas muy respetuosas con el medio ambiente, y puede que nos encontremos ante un nuevo caso de ello.

Y es que Carrefour acaba de decidir que ya no distribuirá más bolsas de plástico; la noticia, a priori, está muy bien, pero al igual que otros muchos yo me temo que exista una doble moral detrás de las, en apariencia, buenas intenciones. Ciertamente soy partidario de la desaparición total y absoluta del plástico usado para hacer bolsas, pero no deja de sorprenderme la increíble casualidad de que el supermercado, cuando las retira, ponga en vistosos stands a la venta otras bolsas con precios elevados, que le garantizan un margen de beneficios alto.

Y es que la jugada ha sido redonda: por una parte, quedan de respetuosos con el medio ambiente al no ayudar a traer al mundo más bolsas de plástico; por otra, se lavan la cara ante una sociedad muy comprometida con el tema como lo es la española y, finalmente, se garantizan un doble margen de beneficios al reducir los costes de las bolsas de plástico y sacar tajada de las ventas de bolsas biodegradables.

Uno ya no sabe qué pensar, o qué creer… y es que no lo digo por casualidad, sino que digo esto porque la compañía Carrefour, según he podido contrastar, no tiene la misma política ecologista en otros puntos del mundo donde tiene más establecimientos, posiblemente porque en esos lugares el tema no interesa tanto. ¿Casualidad? Hagan sus apuestas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO