Prórroga en Durban

Como ya llevaba un tiempo comentando, al final la realidad que tanto temía que se hiciese realidad se ha cumplido: terminado el plazo de la Cumbre de Durban 2011, en la que se esperaba que se cerrase algún acuerdo con respecto a la gestión de los gravísimos problemas de contaminación que actualmente tenemos en nuestro planeta. Y es que a falta de que los países que más importancia tienen en ese panorama acepten algún tratado que sirva como sustitutivo para el Protocolo de Kioto, unas pocas naciones participantes se han negado a irse de Durban sin un acuerdo.

El problema, que a priori podría no parecer tan importante, es inmenso; y es que si no se consigue acordar en qué condiciones los países tendrán que limitar sus emisiones de CO2 en el futuro, es más que probable que los abusos derivados de conductas irresponsables acaben por afectar, y mucho, a las naciones menos desarrolladas, que son las que más pagan el precio del “desarrollo”. Mientras en Sudáfrica la población se muestra inquieta y descontenta con el panorama, en países como España, Francia, Alemania y similares nos centramos en otras cuestiones, sin que exista apenas presión social alguna sobre este tema.

Ojalá que esta prórroga que han concedido sea suficiente para algo más que acuerdos previos, porque si no se soluciona este problema pronto, vamos a tener que lamentarnos mucho por nuestro medio ambiente en los próximos años.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO