Razones para creer en el hidrógeno

Se decía hace alrededor de una década que la autonomía de los coches de hidrógeno sería un problema difícil de afrontar, y se afirmaba sin fundamento (aunque sí con contundencia) que esta alternativa energética no acabaría de cuajar nunca, especialmente por el hecho de que resultaba demasiado costoso, comparativamente, optar por el hidrógeno como fuente de energía frente al tradicional combustible, cuyo precio al alza ha obligado a estudiar seriamente otras opciones a los países más desarrollados.

La victoria del IDEA CEU Car en la Madrid Ecocity de este mes vuelve a abrir dicho debate, y pone en evidencia que, si hablamos de cantidades, el hidrógeno podría estar prácticamente listo para salir al mercado del automóvil, y de qué manera; viendo los datos de este modelo, ganador de la prueba, obtendremos las respuestas a estas cuestiones: un total de 4.402 kilómetros de distancia con tan sólo el equivalente a un litro de gasolina, con lo que el ahorro y demás creo que están garantizados. ¿Autonomía? Desde luego, si nos movemos en estas cifras y a estos precios (14 céntimos el kilómetro), creo que por fin podemos decir que el hidrógeno tiene mucha que decir en el debate sobre los combustibles de nueva generación.

Claro, no se puede negar lo que es una realidad tan aplastante como que se necesitan hidrogeneras o, en el mejor de los casos, ideas para cargar rápidamente las baterías de célula de hidrógeno; lo único que digo es que por tecnología no es, y si queremos dar el paso hacia la sostenibilidad, el hidrógeno se presenta cada vez como una alternativa más fuerte.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO