Respuestas a la subida de la gasolina

Es una de las preocupaciones que ahora mismo más importancia ha ido ganando a lo largo de los últimos años para los españoles: la constante subida del precio tanto de la gasolina como del gasóleo, que a día de hoy marcaban nuevos récords, y ponían así los pelos de punta al más pintado, al suponer un agujero más a enmendar en el bolsillo de nuestros ciudadanos. El problema se extiende más allá de nuestras fronteras, puesto que la subida afecta a otros países de la UE.

Hoy por hoy, si vamos a ver los precios en las gasolineras, descubriremos con horror que la gasolina casi se paga a 1,40€ el litro, mientras que el gasóleo no se queda corto con su 1,36€, en lo que supone un nuevo máximo histórico que, tristemente, se suma a los datos negativos que venimos sufriendo desde el inicio de la crisis. Las alternativas cobran, pues, más fuerza que nunca, y se hace necesario pensar en otras opciones que, aunque le salgan un poco más caras al estado a corto plazo, suponen la única solución viable para el futuro; efectivamente, hablo de apostar por alternativas más ecológicas y económicas, como los coches eléctricos o de hidrógeno.

Y es que la solución es más fácil de lo que parece: pongamos una pequeña tasa a pagar adicionalmente a los impuestos durante un año, y con ese dinero sufraguemos un modelo automovilístico nuevo. Porque, puestos a gastar, esta claro que los españoles preferirán invertir su dinero en vehículos respetuosos con el medio ambiente, que ofrezcan rentabilidad a corto plazo.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO