Robojellyfish, océanos e hidrógeno

Se llama Robojellyfish, y podría suponer un salto de gigante en las investigaciones que los científicos llevan a cabo en las profundidades del mar. Este robot, diseñado para moverse en los fondos marinos, está capacitado para llevar adelante importantes proyectos relacionados con la ciencia, pero también podría ser útil para otras finalidades, como operaciones de rescate o estudio de los fondos marinos.

Entre sus ventajas, está el hecho de haber sido fabricado con materiales inteligentes, lo que dota a Robojellyfish de una impresionante capacidad de adaptación, muy similar a la de las medusas (a las que debe su nombre); además de esto, la ecología esta presente en el sistema, que cuenta con hidrógeno externo como principal fuente de alimentación, y que se convierte así en el primero de su generación en bajar a los océanos utilizando un combustible totalmente ecológico. Lo más curioso del invento es que se mueve de forma muy similar a las propias medusas, aprovechando el propio impulso que genera gracias al hidrógeno, que le permite tanto desplazarse como reconfigurar su aspecto exterior rápidanente, logrando una fantástica adaptación al medio, que resulta especialmente útil en labores de investigación.

Aunque de momento se desconoce cuál será la primera misión de Robojellyfish, lo que está claro es que lleva al hidrógeno un paso más allá, y puede ser un fantástico embajador de esta fuente de energía, demostrando que por tierra, mar y aire es un alternativa perfectamente viable.

Robojellyfish

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO