Rutas por Europa a hidrógeno

Parece que poco a poco en Europa también nos vamos constituyendo como un continente donde la red de hidrogeneras necesaria se va alcanzando, y se hace cada vez más viable pensar que dentro de un plazo de tiempo razonable empezaremos a cruzar el territorio de la Unión Europea mediante el uso de vehículos respetuosos con el medio ambiente.

Un buen ejemplo lo tenemos estos días, cuando ha tenido lugar un viaje de prueba con un coche de hidrógeno desde Oslo hasta Montecarlo (cruzando el mar, claro) utilizando un Hyundai Ix35 FCEV, que tiene como singularidad el gran tamaño de los tanques de hidrógeno que incorpora, con lo que goza de una espectacular autonomía que le permite afrontar sin problemas un reto como este.  Según los datos que aproxima al respecto Google Maps, la distancia directa es de 2,260 km, lo que supone alrededor de 23 horas al volante sin realizar ninguna parada, ni contando con el trozo que ha de ser atravesado por mar.  Esto es posible gracias a que todos los países que se ven involucrados en el trayecto cuentan con la red de hidrogeneras necesaria para permitir que una odisea semejante pueda tener lugar.

Es fundamental que para lograr implantar el modelo del hidrógeno se sigan promocionando condiciones similares dentro de toda Europa, ya que si no es posible realizar las recargas necesarias, nunca se podrán realizar grandes trayectos con esta tecnología y, por lo tanto, es difícil creer que se pueda conseguir que los coches de hidrógeno sean una realidad a corto plazo.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO