Subvenciones para combustibles fósiles

A menudo escuchamos hablar de las importantísimas cantidades de dinero que se destina en la mayoría de los países a la financiación de modelos energéticos más sostenibles, ya sea basados en energías limpias como interesados por el uso de coches eléctricos, híbridos o de hidrógeno. Sin embargo, hay algunas partidas presupuestarias que también se han pasado por alto y que hoy, gracias a la Agencia Internacional de la Energía, han dejado de sernos tan ajenas.

De esta manera, basta una mirada a las cifras para indignarse; nada más y nada menos que unos 320.000 millones de euros destinados a lo largo del año 2011 a financiar los combustibles fósiles. Así, las naciones productoras de petróleo, que han visto las orejas al lobo en los países de la Unión Europea (por citar algún ejemplo de sitios donde se intenta reducir esta dependencia energética), se han lanzado a llegar a acuerdos con otros países que busquen la expansión a cualquier precio, y que estén dispuestos a poner dinero sobre la mesa para financiar un modelo basado en combustibles fósiles, incluso aunque a largo plazo ello pueda resultar contraproducente. Es el caso de naciones como India o China, que han subvencionando y siguen financiando modelos energéticos de este tipo.

¿Hacia qué clase de mundo queremos caminar? Si tenemos en cuenta los datos de la AIE, creo que se hace necesario no sólo reflexionar sobre estos temas, sino sobre todo alzar nuestra voz y solicitar a los diferentes Gobiernos, así como a la propia UE, un mayor compromiso por el auténtico cambio, y no únicamente en asegurarse de que las cosas quedan bien de cara a la galería.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO