Transformar coches comunes en ecológicos

Un proyecto pionero, apoyado por algunas empresas del sector de origen Sueco (como E Car), se acaba de asentar en Andalucía, con una clara idea en mente: convertir vehículos que utilizan combustibles fósiles para desplazarse en coches eléctricos, lo que abrirá, según sus desarrolladores, muchas puertas a los coches respetuosos con el medio ambiente en nuestro país.

La propuesta es bastante sencilla: los coches entrarían en la factoría dando el perfil de cualquier automóvil de los que hoy por hoy tenemos disponibles en las carreteras españolas, y se les instalarían una serie de complementos que los transformarían en coches eléctricos homologados a nivel europeo (vamos, que tendrían todo en regla, y además contarían con todas las garantías de seguridad). Esta idea, que es ciertamente innovadora, serviría además para generar más y mejor empleo, en tanto que se requerirían perfiles de trabajadores de puestos de mecánica especializados, lo que promovería nuevos empleos en Andalucía, una región especialmente azotada por la crisis económica. Sin embargo, y sin querer ser aguafiestas, hay que decir que en esto también vamos bastante retrasados con respecto al resto del mundo, puesto que mientras nosotros pretendemos cubrirnos de gloria con iniciativas de este tipo, en muchos otros países se venden sistemas semejantes aplicables directamente a los coches, sin necesidad de talleres intermediarios.

Con todo, por supuesto me gustaría que también se diese a conocer que los coches de hidrógeno, hoy por hoy e investigando un poco por la red, también se pueden crear con algo de talento para la mecánica, con dispositivos que están a la venta por Internet y que, pese a no ofrecer la seguridad de esta iniciativa, desde luego bien sirven para el tema de ser ecológicos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO