Un futuro incierto

barack_obamaParece que después de todo, Estados Unidos y China se han animado a hacer sus propuestas de reducción de emisiones en la cumbre de Copenhague, a la que nadie esperaba ya que asistieran más que en calidad de oyentes.

Lo interesante, creo yo, es reflexionar sobre el significado de fondo que han tenido las palabras de los dirigentes de dos de los países más importantes del mundo; es cierto que han hecho grandes y muy buenas propuestas de cara a políticas que respeten más al medio ambiente… sin embargo, no deja de llamar la atención el hecho de que ninguna de ellas se hará efectiva antes del año 2020.

En mi opinión, esto es como confiar el destino del mundo a los políticos que lleguen al poder dentro de once años, quienes tal vez no estén por la labor de respetar el plan diseñado por Obama, ya sea porque se quedó obsoleto, o porque es demasiado tarde para cumplirlo y ahora hay que diseñar otro que, quizás, pueda comenzar a aplicarse otros once años después.

Creo que mientras ambos países no se comprometan con políticas más a corto plazo, seguiremos viendo cómo el mundo va cada vez a peor en cuanto a medio ambiente… y es que confiar el destino de todos a la clase política me parece, cuando menos, algo muy peligroso.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO