Un paso atrás en el tiempo

Con todo el asunto del “fabuloso” rescate anunciado a bombo y platillo por el Gobierno, no hemos tenido demasiado tiempo para analizar la situación actual, y sobre todo lo que, por desgracia, todavía está por llegar. Porque a pesar de que nos venden el préstamo casi como algo que genera ganancia y se ha hecho con mucha habilidad política, la realidad es que la intervención supone un importantísimo paso atrás en el tiempo a muchos niveles.

Esta regresión lleva un tiempo afectando, por ejemplo, al sector de las energías renovables, que se resiente sobremanera y que tiene muy difícil volver a ser el que era en un tiempo prudencial, debido a los recortes masivos que ha tenido que encajar sin saber muy bien dónde,  y los que todavía están por llegar. Las infraestructuras adecuadas para los vehículos ecológicos tampoco llegan, y la realidad es que parece que en vez de avanzar hacia un modelo de país con un parque automovilístico más sostenible, lo que realmente queremos es es convertirnos en uno más del montón, contaminante y despreocupado por el futuro, y sobre todo presionado por la UE para cambiar nuestra forma de hacer las cosas.

Es una pena que hayamos podido llegar a tal situación, pero aún así creo mejor ver las cosas con optimismo, y pensar que poco a poco, si los ciudadanos nos comprometemos lo suficiente, el cambio acabará por llegar.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO