Un Prius de hidrógeno

Un profesor de la Middle Tennessee University (MTSU) ha lanzado un desafío que, sinceramente, es una clara prueba de la ventaja tan abismal que llevan los Estados Unidos en materia de automoción sostenible; así, el Dr. Clifton Ricketts se ha propuesto ir de costa a costa del país utilizando un automóvil de hidrógeno, aprovechando la extensa red de hidrogeneras que existe en la nación, en un intento por mandar un mensaje muy importante a todo el país, así como al mundo.

Para conseguir esto, el modelo elegido es un Toyota Prius, que por supuesto tendrá que ser mejorado para tan señalada ocasión; todo un desafío para el profesor estadounidense, cuya inventiva será puesta a prueba una vez más, ya que los modelos actuales de Toyota Prius utilizan sistemas propios de los coches eléctricos o híbridos en el mejor de los casos. De esta hazaña también tomarán buena nota desde Toyota, que ha visto con buenos ojos la iniciativa y que, en caso de conseguirse la transformación del automóvil a un modelo puramente de hidrógeno, a buen seguro querrán averiguar cómo lo ha llevado a cabo.

De los datos del recorrido, además, también podremos sacar unas cifras claras sobre el coste económico que ha tenido el proyecto, que servirán para contrastar si realmente merece la pena convertir a hidrógeno un Prius y, en caso de ser así, de qué manera podremos conseguirlo (dependerá de si finalmente el profesor hace públicos los datos de su proyecto, para que todo el mundo pueda utilizarlos). Una fantástica iniciativa, cuyo éxito creo que está asegurado.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO