Un tranvía de hidrógeno

Una empresa radicada en Asturias ha fabricado el que ya es considerado como uno de los avances más importantes de Europa en lo que a integración del hidrógeno en la sociedad se refiere. Se trata de un tranvía desarrollado por la compañía Feve, que utiliza como fuente de energía para desplazarse el hidrógeno, y que ha despertado el interés del respetable por la autonomía que tiene, de 100 kilómetros.

Los responsables de Feve han comentado: “Estamos ante un tranvía único en Europa, de consumo limpio y llamado a ser clave de futuro. Su uso permite la limitación de emisiones contaminantes y fomenta el ahorro energético, tal como marcan las directrices de la Unión Europea y refleja el Plan Estratégico de Feve. Además, gracias a él podremos experimentar con alternativas limpias y baratas a las tradicionales tracciones eléctrica y diesel”. Lo más interesante es que muy probablemente el modelo de tranvía se extienda y su uso pase a integrar algunas de las ciudades españolas y europeas que tengan capacidad para su uso; además, se trata del primer tranvía a hidrógeno de Europa, lo que hace que sea un orgullo poder decir que en este caso se trata de un producto “made in Spain”.

Sin embargo, volvemos al eterno conflicto en nuestro país: las buenas ideas, que son las que tienen salida comercial y generan riqueza, no están adecuadamente subvencionadas. Por ese motivo otras opciones como este tranvía quizá no están viendo la luz, y así seguiremos mientras no haya un poco más de responsabilidad con el tema de la investigación.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO