Vehículos ecológicos, pero de verdad

motor-hidrogenoEs habitual toparse con la afirmación de que los vehículos con cero emisiones son el futuro de la nación. De hecho, si se me apura yo mismo lo decía en la entrada de ayer. Sin embargo, las asociaciones ecologistas han querido hacer una llamada de atención hablando de lo que son realmente algunos de los modelos que hay en el mercado ya que, según parece, no están siendo todo lo “ecológicos” que podrían ser.

Así, todo apunta a que los híbridos que poco a poco van copando el mercado no son una buena alternativa a seguir, ya que en un informe que han entregado denuncian que los híbridos podrían, incluso, generar más CO2 del que ahorran. Os dejo un enlace para que podáis conocer la fuente de dicho artículo aquí. Con todo, a mi me cuesta mucho creer que eso sea cierto, aunque comprendo perfectamente el mensaje que las asociaciones están queriendo transmitir con su denuncia.

Y es que, en efecto, muchas veces se habla de energías renovables y de propuestas “verdes” que al final no son tan espectaculares como en un principio podrían parecer. ¿O acaso alguien no se ha dado cuenta de lo espectacularmente contaminantes que son los paneles fotovoltaicos? La idea, por supuesto, es que si entramos en esa dinámica, al menos sea para ahorrar… en pocas palabras, que los paneles se hacen porque al final las cuentas salen sobradamente positivas para el medio ambiente. No así con algunos vehículos, que ahora saltan a las primeras planas como no tan ecológicos; y es en ese punto donde señalo y afirmo con seguridad que los coches de hidrógeno son una respuesta clave, ya que está más que demostrado que, de conseguir llevarse a cabo en cadena, pueden ser la respuesta a todos estos dilemas.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO