Ventajas de los híbridos

Siempre estamos a vueltas con los coches eléctricos, que parecen tener una cuota de mercado cada vez más suculenta (y digo parecen porque, como ya hemos visto los últimos días, realmente no es así); sin embargo, parece que en el mercado están disponibles otras alternativas interesantes, como son los coches híbridos, cuyas ventajas no siempre son conocidas por todos, y que integran normalmente sistemas tan ecológicos como los de hidrógeno. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

Obviamente, la idea del coche híbrido no es otra que la utilización de un motor “clásico” (es decir, alimentado por fuentes de energía no sostenibles), pero con la ventaja de poder pasar al sistema alternativo en cualquier momento. Así, podríamos hablar de coches que utilizan baterías de célula de hidrógeno, u otras muchas que hoy por hoy ya tenemos en el mercado, y que suponen una gran ventaja para el usuario por muchas razones, y obviamente también para el medio ambiente. ¿Cuáles son esas ventajas? Pues en algunos países se viene ofreciendo, por ejemplo, la posibilidad de conducir por carriles privilegiados si se está en posesión de uno de estos coches, o hay enormes descuentos fiscales en materia de automoción para los usuarios de coches con un nivel bajo de emisiones.

Pero aún hay mucho más. Está el aspecto esencial de que al ser mayor el aprovechamiento de la energía, también lo es el kilometraje de estos coches, por no hablar de la satisfacción personal que supone hacerse con uno de estos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO