Volvo C30, un eléctrico de altura

La marca Volvo lleva ya un tiempo trabajando en su modelo C30, un vehículo híbrido, aunque casi eléctrico por sus sistemas principales de uso, del que ya se distribuyeron un total de 250 unidades por China y Europa a lo largo del último año, y que es una de las grandes apuestas de la compañía para los próximos años.

Con una autonomía de 150 kilómetros y 111 caballos en su modo de uso ecológico, el Volvo presenta un aspecto vanguardista, que hace pensar en un coche deportivo, exactamente como lo definen desde la marca, donde proclaman las ventajas de este automóvil con vistas a promover su uso en los próximos años. Su aceleración es realmente impresionante, y hay que decir que además su precio, que todavía no ha sido adelantado para su lanzamiento en el mercado general, se antoja bajo, por lo que podría tratarse de uno de los primeros modelos medianamente deportivos al alcance de los bolsillos medios. Mientras tanto, los que lo han probado destacan su sencilla conducción, así como su fiabilidad en el trazado y su superior autonomía.

Entre las desventajas del modelo está, por supuesto, el hecho de que su tiempo de carga no es demasiado bueno, alcanzando las 10 horas para una carga completa, lo que si bien es aceptable teniendo en cuenta su autonomía y potencia, me parece una cifra demasiado alta si consideramos las baterías que hoy por hoy ya está poniendo en el mercado la competencia.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO