Y siguen sin reformar

El Gobierno de España ha anunciado en un diario de Alemania que todavía no va a afrontar las reformas que no tengan que ver con Educación y Sanidad, los dos grandes caballos que le quedan al llamado bienestar social, y que ahora a buen seguro no se van a escapar del tijeretazo del Ejecutivo, que ha sido igual de duro en todos los sectores.

Mientras ellos se esfuerzan en prometer prudencia y justicia, llevando adelante las reformas sin abusar del poder que supone una mayoría absoluta, otros frentes económicos de gran importancia en España siguen a la espera de cambios y reformas profundas, que pongan remedio a las dramáticas situaciones que en algunos casos se están viviendo. Un buen ejemplo de ello son las energías renovables, que se suponían que iban a ser nuestras redentoras en los tiempos de necesidad, y que poco a poco van perdiendo presencia en el mercado internacional por falta de iniciativa de nuestra clase política. Y después de leer la entrevista, la verdad es que uno se queda con mal cuerpo, porque nada hace pensar que vayan a abordar ninguna propuesta en los próximos meses al respecto, a pesar de que el remedio se necesita ahora.

Supongo que cuanto los tecnócratas de la UE se decidan a pedirle al Gobierno que modifique esos aspectos, tendremos reforma. Y mientras tanto, que cada uno se busque la vida o que el sector haga aguas, porque de subvenciones y primas fundamentales, ni hablar.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO